#SumarClima

Que no se nos olvide, enredados como estamos en esto del cambio, lo importante, lo urgente y lo necesario: #SumarClima. EQUO estará ahí para recordarlo en cada política, en cada gesto, en cada decisión.

El cambio climático lo es todo: economía, energía, movilidad, infraestructuras, agricultura, biodiversidad; pero también equidad, migración, derechos humanos, salud, educación. Hacer política sin tener en cuenta el cambio climático es la mayor irresponsabilidad de nuestra clase dirigente, hacerlo el mayor reto al que nos enfrentamos las fuerzas transformadoras.

Reducir nuestras emisiones de carbono pasa por cambiar nuestros estilos de vida, por supuesto, pero es imprescindible un plan global de acción interministerial que agrupe, coordine y trabaje conjuntamente todas las áreas en las que hay algo que decir sobre cambio climático.

Hay tres ejes sobre los que debemos trabajar y que son prioritarios para que la lucha contra el cambio climático sea efectiva:

1) Prioridad absoluta e inmediata: Cambiar el modelo energético, de uno basado en la barra libre de combustibles fósiles a otro basado en el ahorro, la eficiencia y las renovables (incluyendo también la movilidad).

2) Horizonte al que llegar caminando desde ya mismo: Pasar de un modelo productivista, especulativo, e intensivo en el uso de los recursos a otro que apueste por sectores bajos en consumo energético y materias primas, que genere tejido económico local y que priorice la satisfacción de las necesidades socioambientales de la mayoría.

3) Urgencia democrática y ética: Terminar con las puertas giratorias y la corrupción, es decir, con la connivencia y los conflictos de intereses entre élites políticas y económicas que sólo benefician a una minoría pudiente.

Pero con independencia de las acciones políticas, hay una prioridad que debemos abordar: la concienciación, la educación y el conocimiento de lo que hablamos. Predicaremos en el desierto si no somos capaces de involucrar a la sociedad en esta lucha. Tenemos que conseguir que sientan la importancia de frenar el cambio climático y destacar que su vida presente y futura mejorará considerablemente.

Y este es siempre el triple reto de toda política: actuar, convencer e involucrar. Y respecto al cambio climático la clase política no está haciendo ninguna de las tres cosas.

Sobre la autora Ver todas las entradas

Rosa Martínez

Coportavoz de EQUO

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: